“En Plataforma se siente el cariño y el trabajo con el corazón de todo un barrio”. Esas fueron las primeras palabras de Manuela Rapp, voluntaria alemana que está pasando un tiempo con nosotros.

Agradecemos enormemente su tiempo y dedicación con la Asociación, sabiendo que esta experiencia será recordada siempre, cuando regrese a su tierra natal.