Según algunas culturas el 2013 suponía un año de cambios, para bien y para no tan bien. Sea como sea, la importancia reside en aceptar esos cambios saliendo triunfador de la situación modificada con un optimismo sólido.

Este año nuestra Asociación también ha vivido esos cambios,  y podemos decir que por encima de los momentos difíciles ha reinado una armonía basada en las relaciones humanas.

Cabe destacar la unión del grupo, que se hace cada vez más estable y que valora por encima de todo ese crecimiento personal sin límites, dejando la calidad humana en un listón muy alto.

Hemos tenido una constancia en la gente, que desde diversas partes del mundo nos depositan su confianza ciega por unos proyectos en los que se pueden sentir protagonistas, porque aquí no tenemos rangos, uno es igual al otro, y juntos hacemos que esto sea realidad.

Nos complace también saber que se continúan “Abriendo Horizontes”, como dice nuestro lema, haciendo nuevos amigos gracias a empresas, asociaciones, grupos, voluntarios o simples personas que se acaban contagiando de esto. Y es que si algo caracteriza a Plataforma es que al final, todos somos amigos en este precioso objetivo.

Deseamos que el año que termina lo haga de la mejor forma para nuestros niños/as, con la linda sonrisa que los caracteriza, y de igual forma para todo el que lea estas humildes palabras.

¡FELIZ NAVIDAD Y FELIZ 2014!